Translation Audio Url
Translation Audio With Recitation Url

Surah: AN-NISĀ’

Aya : 1

يَـٰٓأَيُّهَا ٱلنَّاسُ ٱتَّقُواْ رَبَّكُمُ ٱلَّذِي خَلَقَكُم مِّن نَّفۡسٖ وَٰحِدَةٖ وَخَلَقَ مِنۡهَا زَوۡجَهَا وَبَثَّ مِنۡهُمَا رِجَالٗا كَثِيرٗا وَنِسَآءٗۚ وَٱتَّقُواْ ٱللَّهَ ٱلَّذِي تَسَآءَلُونَ بِهِۦ وَٱلۡأَرۡحَامَۚ إِنَّ ٱللَّهَ كَانَ عَلَيۡكُمۡ رَقِيبٗا

¡Gentes!, temed a vuestro Señor, Quien os creó a partir de un solo ser (Adán) y creó de él a su pareja, e hizo que de ambos surgieran y se diseminaran por la tierra multitudes de hombres y mujeres. Y temed a Al-lah, en Cuyo nombre os reclamáis mutuamente (vuestros derechos), y mantened los lazos familiares[1]. Ciertamente, Al-lah os observa (en todo momento).


1- El mantener los lazos familiares es de suma importancia en islam, hasta el punto de que hay un dicho del Profeta —que Al-lah lo bendiga y le dé la paz— que dice: «No entrará en el paraíso quien corte (sus relaciones) con los familiares más cercanos».Asimismo, lo primero que Al-lah ordena en varias aleyas tras prohibir que se adore a otros fuera de Él es que se trate bien a los padres; lo que demuestra la importancia que el buen trato familiar tiene en el islam.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 2

وَءَاتُواْ ٱلۡيَتَٰمَىٰٓ أَمۡوَٰلَهُمۡۖ وَلَا تَتَبَدَّلُواْ ٱلۡخَبِيثَ بِٱلطَّيِّبِۖ وَلَا تَأۡكُلُوٓاْ أَمۡوَٰلَهُمۡ إِلَىٰٓ أَمۡوَٰلِكُمۡۚ إِنَّهُۥ كَانَ حُوبٗا كَبِيرٗا

Y (cuando alcancen la madurez suficiente) dadles a los huérfanos sus bienes (que vosotros custodiáis) y no sustituyáis lo malo que vosotros tenéis por lo bueno que ellos poseen. Y no consumáis sus riquezas añadiéndolas a las vuestras (apropiándoos de ellas injustamente). En verdad, ello es un grave pecado.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 3

وَإِنۡ خِفۡتُمۡ أَلَّا تُقۡسِطُواْ فِي ٱلۡيَتَٰمَىٰ فَٱنكِحُواْ مَا طَابَ لَكُم مِّنَ ٱلنِّسَآءِ مَثۡنَىٰ وَثُلَٰثَ وَرُبَٰعَۖ فَإِنۡ خِفۡتُمۡ أَلَّا تَعۡدِلُواْ فَوَٰحِدَةً أَوۡ مَا مَلَكَتۡ أَيۡمَٰنُكُمۡۚ ذَٰلِكَ أَدۡنَىٰٓ أَلَّا تَعُولُواْ

Y si teméis no tratar con justicia a las huérfanas (que tenéis bajo vuestra tutela, en lo referente a no concederles un maher[1] apropiado en caso de querer casaos con ellas, no las desposéis), casaos, entonces, con otras mujeres (lícitas) que sean de vuestro agrado, ya sean dos, tres o cuatro (como máximo)[2]. Pero si teméis no ser justos con todas ellas por igual, casaos solamente con una o recurrid a vuestras esclavas[3]. Eso es lo más apropiado para evitar caer en la injusticia.


1- Ver la nota de la aleya 229 de la sura 2.
2- Anteriormente, la poligamia no estaba regulada y no había ningún límite acerca del número de esposas que un hombre podía tener. El islam la regularizó y estableció un límite de cuatro, siempre y cuando el hombre fuera capaz de ser justo con todas ellas por igual. De no ser así, lo más recomendable para el hombre es casarse solo con una mujer.
3- Cuando apareció el islam, la esclavitud era una práctica social muy arraigada que no podía eliminarse de golpe; por este motivo el islam adoptó las siguientes medidas para ir reduciéndola poco a poco: el hombre libre solo podía convertirse en esclavo si era apresado como cautivo de guerra tras haber luchado contra el islam, y aun entonces podía no convertirse en esclavo si así se decidía; liberar a un esclavo era una acción mediante la cual el creyente se acercaba a Al-lah; liberar a un esclavo era la manera principal de expiar ciertos pecados; parte del azaque que se recolectaba se destinaba a la liberación de los esclavos; un esclavo podía comprar su libertad y su propietario era alentado a ayudarlo; se prohibió el hecho de prostituir a las esclavas, etc.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 4

وَءَاتُواْ ٱلنِّسَآءَ صَدُقَٰتِهِنَّ نِحۡلَةٗۚ فَإِن طِبۡنَ لَكُمۡ عَن شَيۡءٖ مِّنۡهُ نَفۡسٗا فَكُلُوهُ هَنِيٓـٔٗا مَّرِيٓـٔٗا

Y entregad de buen grado a las mujeres que vayáis a desposar su debido maher. Mas si ellas renuncian libremente a una parte de dicho maher, tomadla y disfrutadla sin nada que temer.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 5

وَلَا تُؤۡتُواْ ٱلسُّفَهَآءَ أَمۡوَٰلَكُمُ ٱلَّتِي جَعَلَ ٱللَّهُ لَكُمۡ قِيَٰمٗا وَٱرۡزُقُوهُمۡ فِيهَا وَٱكۡسُوهُمۡ وَقُولُواْ لَهُمۡ قَوۡلٗا مَّعۡرُوفٗا

Y no deis los bienes que Al-lah os ha otorgado para vuestra subsistencia a quienes no hacen buen uso de la razón (ya sea porque despilfarran o por alguna incapacidad mental que padezcan y estén bajo vuestra tutela). Pero alimentadlos y vestidlos con parte de vuestros bienes y habladles con gentileza.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 6

وَٱبۡتَلُواْ ٱلۡيَتَٰمَىٰ حَتَّىٰٓ إِذَا بَلَغُواْ ٱلنِّكَاحَ فَإِنۡ ءَانَسۡتُم مِّنۡهُمۡ رُشۡدٗا فَٱدۡفَعُوٓاْ إِلَيۡهِمۡ أَمۡوَٰلَهُمۡۖ وَلَا تَأۡكُلُوهَآ إِسۡرَافٗا وَبِدَارًا أَن يَكۡبَرُواْۚ وَمَن كَانَ غَنِيّٗا فَلۡيَسۡتَعۡفِفۡۖ وَمَن كَانَ فَقِيرٗا فَلۡيَأۡكُلۡ بِٱلۡمَعۡرُوفِۚ فَإِذَا دَفَعۡتُمۡ إِلَيۡهِمۡ أَمۡوَٰلَهُمۡ فَأَشۡهِدُواْ عَلَيۡهِمۡۚ وَكَفَىٰ بِٱللَّهِ حَسِيبٗا

Y observad de cerca a los huérfanos (para comprobar su nivel de madurez mental) hasta que alcancen la edad de casarse. Si entonces veis que son lo suficientemente maduros (en el entendimiento de la religión y en su capacidad para administrarse su dinero), dadles sus bienes (que custodiabais). No los consumáis injustamente y con rapidez antes de que crezcan (para evitar tener que entregárselos llegada la edad). Quien sea rico, que se abstenga de tomar nada (de esos bienes que custodia); y quien sea pobre, que tome solo para él lo justo y razonable. Y cuando entreguéis a los huérfanos sus bienes, hacedlo delante de testigos. Y Al-lah basta para llevar la cuenta de todo.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 7

لِّلرِّجَالِ نَصِيبٞ مِّمَّا تَرَكَ ٱلۡوَٰلِدَانِ وَٱلۡأَقۡرَبُونَ وَلِلنِّسَآءِ نَصِيبٞ مِّمَّا تَرَكَ ٱلۡوَٰلِدَانِ وَٱلۡأَقۡرَبُونَ مِمَّا قَلَّ مِنۡهُ أَوۡ كَثُرَۚ نَصِيبٗا مَّفۡرُوضٗا

Tanto a los hombres como a las mujeres les corresponde (en herencia) una parte de lo que dejen sus padres y sus parientes cercanos, ya sea mucho o poco; es una parte prescrita (por Al-lah).



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 8

وَإِذَا حَضَرَ ٱلۡقِسۡمَةَ أُوْلُواْ ٱلۡقُرۡبَىٰ وَٱلۡيَتَٰمَىٰ وَٱلۡمَسَٰكِينُ فَٱرۡزُقُوهُم مِّنۡهُ وَقُولُواْ لَهُمۡ قَوۡلٗا مَّعۡرُوفٗا

Y si también están presentes, en la repartición de la herencia, otros parientes (que no tienen derecho a heredar), huérfanos y pobres, dadles algo de ella (antes de repartirla) y habladles con amabilidad.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 9

وَلۡيَخۡشَ ٱلَّذِينَ لَوۡ تَرَكُواْ مِنۡ خَلۡفِهِمۡ ذُرِّيَّةٗ ضِعَٰفًا خَافُواْ عَلَيۡهِمۡ فَلۡيَتَّقُواْ ٱللَّهَ وَلۡيَقُولُواْ قَوۡلٗا سَدِيدًا

Y que (los tutores de los huérfanos) se preocupen[1] (por ellos) del mismo modo que lo harían por sus propios hijos si estos fueran pequeños y quedasen huérfanos; y que teman a Al-lah y les hablen con buenas palabras.


1- Otra posible interpretación de la aleya es que si un hombre está a punto de morir y dicta un testamento que perjudica a alguno de sus herederos, quien esté presente debe temer a Al-lah e intentar orientar al moribundo hacia lo más justo, tratando de proteger a la descendencia de dicho hombre del mismo modo que querría proteger la suya propia.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 10

إِنَّ ٱلَّذِينَ يَأۡكُلُونَ أَمۡوَٰلَ ٱلۡيَتَٰمَىٰ ظُلۡمًا إِنَّمَا يَأۡكُلُونَ فِي بُطُونِهِمۡ نَارٗاۖ وَسَيَصۡلَوۡنَ سَعِيرٗا

Quienes consuman injustamente los bienes de los huérfanos estarán consumiendo fuego (que arderá) en sus entrañas. Y (el Día de la Resurrección) arderán en un fuego abrasador.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 11

يُوصِيكُمُ ٱللَّهُ فِيٓ أَوۡلَٰدِكُمۡۖ لِلذَّكَرِ مِثۡلُ حَظِّ ٱلۡأُنثَيَيۡنِۚ فَإِن كُنَّ نِسَآءٗ فَوۡقَ ٱثۡنَتَيۡنِ فَلَهُنَّ ثُلُثَا مَا تَرَكَۖ وَإِن كَانَتۡ وَٰحِدَةٗ فَلَهَا ٱلنِّصۡفُۚ وَلِأَبَوَيۡهِ لِكُلِّ وَٰحِدٖ مِّنۡهُمَا ٱلسُّدُسُ مِمَّا تَرَكَ إِن كَانَ لَهُۥ وَلَدٞۚ فَإِن لَّمۡ يَكُن لَّهُۥ وَلَدٞ وَوَرِثَهُۥٓ أَبَوَاهُ فَلِأُمِّهِ ٱلثُّلُثُۚ فَإِن كَانَ لَهُۥٓ إِخۡوَةٞ فَلِأُمِّهِ ٱلسُّدُسُۚ مِنۢ بَعۡدِ وَصِيَّةٖ يُوصِي بِهَآ أَوۡ دَيۡنٍۗ ءَابَآؤُكُمۡ وَأَبۡنَآؤُكُمۡ لَا تَدۡرُونَ أَيُّهُمۡ أَقۡرَبُ لَكُمۡ نَفۡعٗاۚ فَرِيضَةٗ مِّنَ ٱللَّهِۗ إِنَّ ٱللَّهَ كَانَ عَلِيمًا حَكِيمٗا

Esto es lo que Al-lah os ordena con relación a la herencia que deben recibir vuestros hijos: el hijo varón recibirá el doble de lo que reciba una hija[1], en el caso de haber hijos e hijas; si (el difunto) solo tuviese hijas, dos o más, estas recibirían dos tercios de la herencia (repartidos entre ellas a partes iguales); si tuviera solo una hija, a ella le correspondería la mitad de la herencia. Los padres recibirán cada uno un sexto de la herencia, en caso de que el difunto dejase algún hijo (varón o mujer); si no dejase ninguno, los padres heredarían todo, de modo que la madre recibiría un tercio (y el padre el resto). Si el difunto tuviera algún hermano o hermana, la madre recibiría un sexto (y el padre el resto, mientras que los hermanos no heredarían nada[2]). Esta distribución deber realizarse tras el pago de las deudas y el cumplimiento del testamento[3] que (el difunto) haya podido dejar escrito. Vosotros no sabéis quiénes pueden beneficiaros más (en esta vida y en la otra), si vuestros padres o vuestros hijos (para dejar a unos más herencia que a otros). Esto es lo que Al-lah os ordena (en cuanto a la distribución de la herencia). En verdad, Al-lah es Omnisciente y Sabio.


1- La responsabilidad económica del mantenimiento de la familia recae sobre el hombre, no sobre la mujer, aunque ella posea más bienes que él; a ello se debe que el hombre reciba más en la mayoría de los casos, ya que parte de lo que él recibe lo gastará en su familia, mientras que la mujer no tiene esa obligación.
2- La parte que recibe la madre se reduce si el hijo fallecido tiene hermanos porque puede que el padre tenga que mantener al resto de los hijos o hijas, y por ello es normal que reciba más que la madre en dicho caso.
3- Ver la nota de la aleya 180 de la sura 2.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 12

۞وَلَكُمۡ نِصۡفُ مَا تَرَكَ أَزۡوَٰجُكُمۡ إِن لَّمۡ يَكُن لَّهُنَّ وَلَدٞۚ فَإِن كَانَ لَهُنَّ وَلَدٞ فَلَكُمُ ٱلرُّبُعُ مِمَّا تَرَكۡنَۚ مِنۢ بَعۡدِ وَصِيَّةٖ يُوصِينَ بِهَآ أَوۡ دَيۡنٖۚ وَلَهُنَّ ٱلرُّبُعُ مِمَّا تَرَكۡتُمۡ إِن لَّمۡ يَكُن لَّكُمۡ وَلَدٞۚ فَإِن كَانَ لَكُمۡ وَلَدٞ فَلَهُنَّ ٱلثُّمُنُ مِمَّا تَرَكۡتُمۚ مِّنۢ بَعۡدِ وَصِيَّةٖ تُوصُونَ بِهَآ أَوۡ دَيۡنٖۗ وَإِن كَانَ رَجُلٞ يُورَثُ كَلَٰلَةً أَوِ ٱمۡرَأَةٞ وَلَهُۥٓ أَخٌ أَوۡ أُخۡتٞ فَلِكُلِّ وَٰحِدٖ مِّنۡهُمَا ٱلسُّدُسُۚ فَإِن كَانُوٓاْ أَكۡثَرَ مِن ذَٰلِكَ فَهُمۡ شُرَكَآءُ فِي ٱلثُّلُثِۚ مِنۢ بَعۡدِ وَصِيَّةٖ يُوصَىٰ بِهَآ أَوۡ دَيۡنٍ غَيۡرَ مُضَآرّٖۚ وَصِيَّةٗ مِّنَ ٱللَّهِۗ وَٱللَّهُ عَلِيمٌ حَلِيمٞ

Y a vosotros os corresponde la mitad de la herencia que dejen vuestras esposas, si no tienen hijos; en caso de tenerlos, recibiréis la cuarta parte de lo que dejen, una vez saldadas las deudas y cumplidos los testamentos que hayan podido dejar escritos. Y a ellas les corresponde la cuarta parte de lo que dejéis, si no tenéis hijos; en caso de tenerlos, ellas recibirán la octava parte de lo que dejéis, una vez saldadas las deudas y cumplidos los testamentos que hayáis podido dejar escritos. Si (el difunto o la difunta) no dejase ni hijos ni padres, pero dejase un hermano o una hermana de madre, cada uno recibiría una sexta parte. Si los hermanos o hermanas fueran más de dos, se repartirían entre ellos la tercera parte de la herencia, una vez saldadas las deudas y cumplido el testamento que hubiera podido dejar escrito (el difunto), de manera que nadie salga perjudicado. Esto es un mandato de Al-lah, y Al-lah es Omnisciente y Tolerante.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 13

تِلۡكَ حُدُودُ ٱللَّهِۚ وَمَن يُطِعِ ٱللَّهَ وَرَسُولَهُۥ يُدۡخِلۡهُ جَنَّـٰتٖ تَجۡرِي مِن تَحۡتِهَا ٱلۡأَنۡهَٰرُ خَٰلِدِينَ فِيهَاۚ وَذَٰلِكَ ٱلۡفَوۡزُ ٱلۡعَظِيمُ

Estas son las leyes de Al-lah. Quien obedezca a Al-lah y a Su Mensajero entrará en jardines por los cuales corren ríos, y allí vivirá eternamente; y ese es el gran triunfo.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 14

وَمَن يَعۡصِ ٱللَّهَ وَرَسُولَهُۥ وَيَتَعَدَّ حُدُودَهُۥ يُدۡخِلۡهُ نَارًا خَٰلِدٗا فِيهَا وَلَهُۥ عَذَابٞ مُّهِينٞ

Mas quien desobedezca a Al-lah y a Su Mensajero y quebrante las leyes que Él ha dictaminado entrará en el fuego, donde permanecerá eternamente, y recibirá un castigo humillante.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 15

وَٱلَّـٰتِي يَأۡتِينَ ٱلۡفَٰحِشَةَ مِن نِّسَآئِكُمۡ فَٱسۡتَشۡهِدُواْ عَلَيۡهِنَّ أَرۡبَعَةٗ مِّنكُمۡۖ فَإِن شَهِدُواْ فَأَمۡسِكُوهُنَّ فِي ٱلۡبُيُوتِ حَتَّىٰ يَتَوَفَّىٰهُنَّ ٱلۡمَوۡتُ أَوۡ يَجۡعَلَ ٱللَّهُ لَهُنَّ سَبِيلٗا

Tomad el testimonio de cuatro hombres[1] para aquellas de vuestras mujeres que cometan fornicación o adulterio. Si testifican en su contra, recluidlas en sus casas de por vida o hasta que Al-lah les procure una salida (u otra sanción)[2].


1- Dichos testigos tienen que ser personas íntegras que hayan presenciado el acto de fornicación, por lo que el acto tiene que haber sido en público (de lo contrario no sería posible que lo presenciaran cuatro testigos). Y quien acuse a una mujer honesta de fornicación o adulterio sin presentar cuatro testigos debe ser castigado, según la aleya 4 de la sura 24.
2- La salida a la que la aleya hace mención es otra sanción que sustituirá la reclusión indefinida de la mujer y que será revelada en la aleya 2 de la sura 24.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 16

وَٱلَّذَانِ يَأۡتِيَٰنِهَا مِنكُمۡ فَـَٔاذُوهُمَاۖ فَإِن تَابَا وَأَصۡلَحَا فَأَعۡرِضُواْ عَنۡهُمَآۗ إِنَّ ٱللَّهَ كَانَ تَوَّابٗا رَّحِيمًا

Y para aquellos dos[1] de entre vosotros que realicen el mismo pecado, castigadlos; pero si se arrepienten y se enmiendan, dejadlos. Ciertamente, Al-lah es Indulgente y Misericordioso.


1- La interpretación más extendida por los comentaristas islámicos es que se refiere a dos hombres culpables de homosexualidad, aunque también puede entenderse como un hombre y una mujer que cometen juntos fornicación o adulterio. En este último caso, el castigo que recibe la mujer está mencionado en la aleya anterior. Posteriormente, la aleya quedaría abrogada por la 2 de la sura 24, como en el caso anterior, según la cual, tanto el hombre como la mujer reciben cien latigazos como castigo, en caso de que ambos estén solteros.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 17

إِنَّمَا ٱلتَّوۡبَةُ عَلَى ٱللَّهِ لِلَّذِينَ يَعۡمَلُونَ ٱلسُّوٓءَ بِجَهَٰلَةٖ ثُمَّ يَتُوبُونَ مِن قَرِيبٖ فَأُوْلَـٰٓئِكَ يَتُوبُ ٱللَّهُ عَلَيۡهِمۡۗ وَكَانَ ٱللَّهُ عَلِيمًا حَكِيمٗا

Al-lah acepta el arrepentimiento de quienes obran mal por ignorancia y se arrepienten poco después, y los perdona. Y Al-lah es Omnisciente y Sabio.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 18

وَلَيۡسَتِ ٱلتَّوۡبَةُ لِلَّذِينَ يَعۡمَلُونَ ٱلسَّيِّـَٔاتِ حَتَّىٰٓ إِذَا حَضَرَ أَحَدَهُمُ ٱلۡمَوۡتُ قَالَ إِنِّي تُبۡتُ ٱلۡـَٰٔنَ وَلَا ٱلَّذِينَ يَمُوتُونَ وَهُمۡ كُفَّارٌۚ أُوْلَـٰٓئِكَ أَعۡتَدۡنَا لَهُمۡ عَذَابًا أَلِيمٗا

Pero no perdona a quienes persisten en obrar mal por rebeldía hasta que se aproxima el momento de su muerte y se arrepienten cuando ya es demasiado tarde, ni tampoco a quienes mueren rechazando la verdad. Hemos preparado para ellos un doloroso castigo.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 19

يَـٰٓأَيُّهَا ٱلَّذِينَ ءَامَنُواْ لَا يَحِلُّ لَكُمۡ أَن تَرِثُواْ ٱلنِّسَآءَ كَرۡهٗاۖ وَلَا تَعۡضُلُوهُنَّ لِتَذۡهَبُواْ بِبَعۡضِ مَآ ءَاتَيۡتُمُوهُنَّ إِلَّآ أَن يَأۡتِينَ بِفَٰحِشَةٖ مُّبَيِّنَةٖۚ وَعَاشِرُوهُنَّ بِٱلۡمَعۡرُوفِۚ فَإِن كَرِهۡتُمُوهُنَّ فَعَسَىٰٓ أَن تَكۡرَهُواْ شَيۡـٔٗا وَيَجۡعَلَ ٱللَّهُ فِيهِ خَيۡرٗا كَثِيرٗا

¡Oh, creyentes!, no os está permitido heredar a las mujeres contra su voluntad (como hacíais antes del islam)[1], ni debéis tratarlas con dureza para que os den parte del maher que les disteis (a cambio de concederles el divorcio), a menos que hayan cometido adulterio (pues en este caso sí podéis presionarlas para que os den el maher que les concedisteis cuando las desposasteis). Y tratadlas bien. Y si las detestáis (sed pacientes), pues puede que detestéis algo en lo que Al-lah ha depositado mucho bien.


1- Previamente al islam, cuando un hombre moría, sus parientes varones eran libres de hacerlo que quisieran con la viuda: podían casarse con ella o casarla con alguien o impedir que se casara con quien ella quisiera, pues tenían más derechos sobre ella que su propia familia.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 20

وَإِنۡ أَرَدتُّمُ ٱسۡتِبۡدَالَ زَوۡجٖ مَّكَانَ زَوۡجٖ وَءَاتَيۡتُمۡ إِحۡدَىٰهُنَّ قِنطَارٗا فَلَا تَأۡخُذُواْ مِنۡهُ شَيۡـًٔاۚ أَتَأۡخُذُونَهُۥ بُهۡتَٰنٗا وَإِثۡمٗا مُّبِينٗا

Y si queréis remplazar a una esposa por otra (divorciando a la primera) y le disteis a esta una gran suma de dinero (como maher), no toméis nada de lo que le entregasteis. ¿Lo tomaríais sabiendo que cometéis una injusticia y un claro pecado?



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 21

وَكَيۡفَ تَأۡخُذُونَهُۥ وَقَدۡ أَفۡضَىٰ بَعۡضُكُمۡ إِلَىٰ بَعۡضٖ وَأَخَذۡنَ مِنكُم مِّيثَٰقًا غَلِيظٗا

¿Y cómo podríais tomar nada de vuestras esposas tras haber estado íntimamente unidos y después de que ellas hubiesen recibido de vuestra parte una firme promesa (de que las trataríais bien o las dejaríais libres de buena manera)?



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 22

وَلَا تَنكِحُواْ مَا نَكَحَ ءَابَآؤُكُم مِّنَ ٱلنِّسَآءِ إِلَّا مَا قَدۡ سَلَفَۚ إِنَّهُۥ كَانَ فَٰحِشَةٗ وَمَقۡتٗا وَسَآءَ سَبِيلًا

Y no desposéis a las mujeres que tuvieron vuestros padres, salvo si lo hicisteis en el pasado[1] (pues estáis perdonados por ello). Ciertamente, eso es una indecencia, una ofensa y una mala costumbre.


1- En la época previa al islam.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 23

حُرِّمَتۡ عَلَيۡكُمۡ أُمَّهَٰتُكُمۡ وَبَنَاتُكُمۡ وَأَخَوَٰتُكُمۡ وَعَمَّـٰتُكُمۡ وَخَٰلَٰتُكُمۡ وَبَنَاتُ ٱلۡأَخِ وَبَنَاتُ ٱلۡأُخۡتِ وَأُمَّهَٰتُكُمُ ٱلَّـٰتِيٓ أَرۡضَعۡنَكُمۡ وَأَخَوَٰتُكُم مِّنَ ٱلرَّضَٰعَةِ وَأُمَّهَٰتُ نِسَآئِكُمۡ وَرَبَـٰٓئِبُكُمُ ٱلَّـٰتِي فِي حُجُورِكُم مِّن نِّسَآئِكُمُ ٱلَّـٰتِي دَخَلۡتُم بِهِنَّ فَإِن لَّمۡ تَكُونُواْ دَخَلۡتُم بِهِنَّ فَلَا جُنَاحَ عَلَيۡكُمۡ وَحَلَـٰٓئِلُ أَبۡنَآئِكُمُ ٱلَّذِينَ مِنۡ أَصۡلَٰبِكُمۡ وَأَن تَجۡمَعُواْ بَيۡنَ ٱلۡأُخۡتَيۡنِ إِلَّا مَا قَدۡ سَلَفَۗ إِنَّ ٱللَّهَ كَانَ غَفُورٗا رَّحِيمٗا

Se os prohíben (en matrimonio): vuestras madres, vuestras hijas, vuestras hermanas, vuestras tías paternas y maternas, vuestras sobrinas por parte de hermano o hermana, vuestras madres y hermanas de leche, las madres de vuestras esposas y las hijas de vuestras esposas que estén bajo vuestro cuidado (así como las que no lo estén) si habéis consumado el matrimonio con vuestras esposas; pero, si aún no lo habéis consumado, no cometéis ningún pecado (si os casáis con sus hijas). También (os están prohibidas en matrimonio) las esposas de vuestros hijos biológicos[1] y casaros con dos hermanas a la vez, salvo si lo hicisteis en el pasado (en la época previa al islam). Ciertamente, Al-lah es Indulgente y Misericordioso.


1- Quedan excluidas de esta prohibición las esposas de los hijos adoptivos, ya que el islam no reconoce la adopción tal y como se practicaba con anterioridad. El islam permite acoger a niños o tutelarlos, pero estos deben conservar los apellidos de sus padres verdaderos, si se conocen, y no pueden llevar el de la familia que los acoge ni son herederos legítimos.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 24

۞وَٱلۡمُحۡصَنَٰتُ مِنَ ٱلنِّسَآءِ إِلَّا مَا مَلَكَتۡ أَيۡمَٰنُكُمۡۖ كِتَٰبَ ٱللَّهِ عَلَيۡكُمۡۚ وَأُحِلَّ لَكُم مَّا وَرَآءَ ذَٰلِكُمۡ أَن تَبۡتَغُواْ بِأَمۡوَٰلِكُم مُّحۡصِنِينَ غَيۡرَ مُسَٰفِحِينَۚ فَمَا ٱسۡتَمۡتَعۡتُم بِهِۦ مِنۡهُنَّ فَـَٔاتُوهُنَّ أُجُورَهُنَّ فَرِيضَةٗۚ وَلَا جُنَاحَ عَلَيۡكُمۡ فِيمَا تَرَٰضَيۡتُم بِهِۦ مِنۢ بَعۡدِ ٱلۡفَرِيضَةِۚ إِنَّ ٱللَّهَ كَانَ عَلِيمًا حَكِيمٗا

Y (se os prohíben también) las mujeres casadas, excepto las cautivas de guerra[1] (a través de un nuevo contrato). Esto es un mandato de Al-lah. Se os permiten el resto de las mujeres si les entregáis unos bienes como maher con la intención de casaros con ellas, no para mantener con ellas relaciones ilícitas. Y ya que vais a gozar de ellas (en matrimonio) entregadles el maher que os ha sido ordenado (por Al-lah). No cometéis ninguna falta si ambos acordáis una cantidad distinta después de la estipulada (ya sea esta mayor o bien ella renuncie a una parte). En verdad, Al-lah es Omnisciente y Sabio.


1- El matrimonio de las mujeres que estaban casadas con hombres idólatras y son tomadas como cautivas en una batalla pierde su validez y los musulmanes pueden casarse con ellas, si lo desean, tras la espera de una menstruación para asegurarse de que no están embarazadas.Era una práctica de la época que las mujeres estuviesen presentes cerca del campo de batalla para evitar que sus maridos huyesen, porque, si lo hacían, podían perder a sus familias, ya que están pasaban a ser propiedad de los vencedores. Por esta razón también había cautivas de guerra aunque las mujeres no lucharan.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 25

وَمَن لَّمۡ يَسۡتَطِعۡ مِنكُمۡ طَوۡلًا أَن يَنكِحَ ٱلۡمُحۡصَنَٰتِ ٱلۡمُؤۡمِنَٰتِ فَمِن مَّا مَلَكَتۡ أَيۡمَٰنُكُم مِّن فَتَيَٰتِكُمُ ٱلۡمُؤۡمِنَٰتِۚ وَٱللَّهُ أَعۡلَمُ بِإِيمَٰنِكُمۚ بَعۡضُكُم مِّنۢ بَعۡضٖۚ فَٱنكِحُوهُنَّ بِإِذۡنِ أَهۡلِهِنَّ وَءَاتُوهُنَّ أُجُورَهُنَّ بِٱلۡمَعۡرُوفِ مُحۡصَنَٰتٍ غَيۡرَ مُسَٰفِحَٰتٖ وَلَا مُتَّخِذَٰتِ أَخۡدَانٖۚ فَإِذَآ أُحۡصِنَّ فَإِنۡ أَتَيۡنَ بِفَٰحِشَةٖ فَعَلَيۡهِنَّ نِصۡفُ مَا عَلَى ٱلۡمُحۡصَنَٰتِ مِنَ ٱلۡعَذَابِۚ ذَٰلِكَ لِمَنۡ خَشِيَ ٱلۡعَنَتَ مِنكُمۡۚ وَأَن تَصۡبِرُواْ خَيۡرٞ لَّكُمۡۗ وَٱللَّهُ غَفُورٞ رَّحِيمٞ

Y aquel que de vosotros no disponga de medios para casarse con mujeres creyentes libres que se case con jóvenes creyentes de entre vuestras esclavas. Al-lah conoce perfectamente vuestra fe, provenís los unos de los otros (y sois iguales ante Al-lah en la religión). Y casaos con el permiso de sus amos y dadles su maher como es debido; y que sean decentes, no promiscuas ni de las que toman amantes. Y si después de casarse cometen adulterio, recibirán la mitad del castigo que les corresponde a las mujeres libres. Esto es para aquellos de vosotros que teman caer en la fornicación (si no se casan), pero es mejor para vosotros ser pacientes (hasta que dispongáis de los medios para casaros con mujeres libres). Y Al-lah es Indulgente y Misericordioso.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 26

يُرِيدُ ٱللَّهُ لِيُبَيِّنَ لَكُمۡ وَيَهۡدِيَكُمۡ سُنَنَ ٱلَّذِينَ مِن قَبۡلِكُمۡ وَيَتُوبَ عَلَيۡكُمۡۗ وَٱللَّهُ عَلِيمٌ حَكِيمٞ

Al-lah quiere aclararos (lo que es lícito y lo que no), quiere guiaros hacia el camino de aquellos (profetas y hombres virtuosos) que os precedieron, y quiere perdonaros. Y Al-lah es Omnisciente y Sabio.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 27

وَٱللَّهُ يُرِيدُ أَن يَتُوبَ عَلَيۡكُمۡ وَيُرِيدُ ٱلَّذِينَ يَتَّبِعُونَ ٱلشَّهَوَٰتِ أَن تَمِيلُواْ مَيۡلًا عَظِيمٗا

Y Al-lah quiere perdonaros, mientras que quienes siguen sus pasiones quieren que os desviéis por completo (del camino recto).



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 28

يُرِيدُ ٱللَّهُ أَن يُخَفِّفَ عَنكُمۡۚ وَخُلِقَ ٱلۡإِنسَٰنُ ضَعِيفٗا

Al-lah quiere que os resulten fáciles (los mandatos de Su religión), pues el hombre ha sido creado débil.



Surah: AN-NISĀ’

Aya : 29

يَـٰٓأَيُّهَا ٱلَّذِينَ ءَامَنُواْ لَا تَأۡكُلُوٓاْ أَمۡوَٰلَكُم بَيۡنَكُم بِٱلۡبَٰطِلِ إِلَّآ أَن تَكُونَ تِجَٰرَةً عَن تَرَاضٖ مِّنكُمۡۚ وَلَا تَقۡتُلُوٓاْ أَنفُسَكُمۡۚ إِنَّ ٱللَّهَ كَانَ بِكُمۡ رَحِيمٗا

¡Oh, creyentes!, no os apropiéis de los bienes ajenos de manera ilegal; mas sí podéis comerciar entre vosotros de mutuo acuerdo. Y no os matéis a vosotros mismos[1] (ni os matéis los unos a los otros causando vuestra destrucción). Ciertamente, Al-lah es Misericordioso con vosotros.


1- El suicidio queda, pues, prohibido, así como toda práctica nociva que pueda destruir a la persona, como: las drogas, el tabaco, etc.


Surah: AN-NISĀ’

Aya : 30

وَمَن يَفۡعَلۡ ذَٰلِكَ عُدۡوَٰنٗا وَظُلۡمٗا فَسَوۡفَ نُصۡلِيهِ نَارٗاۚ وَكَانَ ذَٰلِكَ عَلَى ٱللَّهِ يَسِيرًا

Y a quien lo haga, cometiendo así una transgresión y una injusticia, lo introduciremos en el fuego; y ello es fácil para Al-lah.